¿QUE ES LA CONTUMACIA?

El término Contumacia [Contumace], deriva del Latín jurídico contumacia, literalmente ‘‘obstinación orgullosa’‘ (de tumere, inflarse).

Estado del acusado que por no haber sido aprehendido o no haberse presentado dentro de los diez días siguientes a la notificación en su domicilio del auto que dispone su procesamiento, o también por haberse evadido antes del veredicto, es declarado solemnemente rebelde ante la ley. Ejemplo juzgar en contumacia, purgar la contumacia.

Segunda Acepción:

(Del latín contumacia, contumacia, obstinación, rebeldía, desdén, altanería.).

La contumacia, llamada también rebeldía, consiste, en la incomparecencia de una de las partes de un litigio judicial, es decir, la inactividad de parte (Chiovenda), lo que supone la posibilidad de la contumacia tanto del demandado como del actor.

La doctrina ha establecido varias especies de la rebeldía procesal, así se le divide en total o  absoluta, y parcial, vocablos que por su simple enunciación se explican, aunque cabe recalcar que la rebeldía total sólo puede corresponder al demandado en vista de que el demandante al menos puede promover algún acto preliminar y en todo caso, la presentación de la demanda. La inactividad simultánea de ambas partes puede producir la caducidad de la instancia.

En México, por ejemplo, la legislación procedimental del Distrito Federal, que ha sido adoptada por varios ordenamientos locales similares, regulados hipótesis de los juicios en rebeldía:

a) procedimiento estando ausente el rebelde, y

b) procedimiento estando presente el rebelde, si bien este último seria mejor denominarlo comparecencia tardía de la parte que ya ha sido declarada en rebeldía (que en esta clasificación legal parece referirse en especial a la contumacia del reo, de acuerdo con algunos autores), aun cuando las disposiciones legales aluden al ”litigante”; y sobre este particular se opina que el actor sólo puede ser contumaz en lo que se refiere a la ejecución de una carga procesal, pero no  respecto al ejercicio de la acción en general.

En este supuesto la contumacia es declarada de oficio, después de que el juzgador revise la legalidad del emplazamiento realizado y una vez vencido el plazo otorgado para contestar la demanda.

Entonces se producen los efectos de la rebeldía, por los que pasa el procedimiento a la etapa de evidencias; sin volver a intentar una nueva búsqueda personal del rebelde (ya que las subsecuentes notificaciones se hacen a través del Boletín Judicial); deviene la ficta confessio (salvo en los asuntos sobre el estado civil de las personas o que afecten a las relaciones familiares en los cuales se presume que la incomparecencia significa negar los hechos consignados en la demanda); a petición del actor se puede solicitar la retención de los bienes s muebles (curiosa figura creada por el legislador adjetivo local) y el embargo de los inmuebles (aseguramiento de antiquísima extracción); y opera la preclusión respecto de todas las actuaciones procesales efectuadas hasta el momento.

Si el rebelde demuestra que no pudo comparecer por una causa de fuerza mayor insuperable e ininterrumpida (segunda hipótesis legal) se le admitirá como parte (en nuestro concepto nunca dejó de serlo basta recordar el apotegma de Hellwig: en el proceso sólo hay dos partes, ni menos de una; ni más de dos); podrá solicitar el levantamiento de la medida cautelar (”purga de la rebeldía”) y hacer uso exclusivamente de excepciones perentorias (ya que nuestra legislación conserva el criterio caduco de la clasificación de las excepciones procesales en dilatorias y perentorias).

La contumacia, más que una clase especial de juicio (procedimiento) es una modalidad que puede darse en los diversos juicios, en la eventualidad de que una de las partes se sitúe al margen de las actividades del proceso.

El Código de Procedimientos Civiles regula la rebeldía del demandado, aplicándole la confesión ficta al no cumplir con la obligación de contestar la demanda ante el juez que lo emplazó, olvidando o desconociendo el concepto de Goldschmidt, quien consideró a la rebeldía como el hecho de no desembarazarse de una carga procesal.

FUENTE DE INFORMACIÓN:

Disponible en:

1.-Ovalle Favela, José. Derecho Procesal Civil. 9a edición. Oxford, México, 2003 editorial Oxford.

2.-Ovalle Favela, José. Teoría General del Proceso. 9a edición. Oxford, México, 2003 editorial Oxford.

3.- Gómez Lara Cipriano. Teoría General del Proceso. 9a edición. Oxford, México, 2001 editorial Oxford.

4.-Cabanellas, Guillermo. Diccionario de Derecho Usual, Tomos I, II, III y IV, Argentina, 1990. (Consultado el día 31 de marzo del 2009).

5.-Thesaurus Jurídico Millenium. Diccionario Jurídico. (Consultado el día 31 de marzo del 2009).

6.-Código de Procedimientos Civiles para el Distrito Federal, Editorial Sista, México, 2008 (Consultado el día 06 de abril del 2009).

ACONSEJAMOS DE SER POSIBLE, ADQUIRIR LAS OBRAS CITADAS CON ANTELACIÓN, A EFECTO DE PROFUNDIZAR EN EL ESTUDIO DE LOS TEMAS ANTES VISTOS

 

 

De acuerdo al Código Orgánico Procesal Penal Venezolano

El legislador patrio, en el texto adjetivo penal, Decreto con Fuerza, Valor y Rango de Ley del Código Orgánico Procesal Penal, regula la contumacia, en fase de juicio, en la norma contenida en el artículo 327, de la siguiente manera:

COPP. Artículo 327. Apertura: “En el día y hora fijados, el Juez o constituirá en el lugar señalado para la audiencia.

Después de verificar la presencia de las partes, expertos o expertas, intérpretes o testigos que deban intervenir, el Juez o Jueza declarará abierto el debate, advirtiendo al acusado o acusada y al público sobre la importancia y significado del acto.

En caso que el acusado o acusada en estado contumaz se niegue a asistir al debate, se entenderá que no quiere hacer uso de su derecho a ser oído en el proceso, por lo que se procederá a realizar el debate fijado con su defensor o defensora, si asiste, o en su defecto con un defensor o defensora pública que se le designará a tal efecto; de igual manera se procederá en caso que el acusado o acusada que esté siendo juzgado o juzgada en libertad o bajo una medida cautelar sustitutiva, no asista al debate injustificadamente, pudiendo el Juez o Jueza, de oficio o a solicitud del Ministerio Público, revocar la medida cautelar.

Seguidamente, en forma sucinta, el o la Fiscal y el o la querellante expondrán sus acusaciones y el defensor o defensora su defensa (resaltado de quienes suscriben el presente)”.

La ley adjetiva penal regula suficientemente la circunstancia en que se dé la contumacia del acusado, en aras de garantizar la celeridad procesal y evitar que por conducta de rebeldía procesal que paralice el desarrollo del iter penal, se impida la aplicación de la justicia e impedir igualmente que sea la impunidad la figura victoriosa que carcoma los cimientos de la institucionalidad del Estado.

Anuncios

2 comentarios to “¿QUE ES LA CONTUMACIA?”

  1. Buena explicación. Felicidades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: